domingo, 2 de septiembre de 2007

Comenzaron las clases de yoga en Casa Rosada. De Vido optimista: "Me cambiaron la vida, estoy relajado y hasta miro con cariño a Alberto"


Las clases de yoga en Casa Rosada fueron una idea de Alicia Kirchner, una fanática de esta técnica de relajación muy extendida en Río Gallegos. Enseguida de sumó Aníbal Fernández, quien practica yoga desde su época de intendente de Quilmes cuando debió pasar un tiempo estresado de prófugo de la Justicia. Ahora se sumaron todos. Tiene lugar en el Patio de las Palmeras los lunes, miércoles y viernes. De Vido se volvió fanático: "El yoga nos cambió a todos, hasta Néstor se puso más mimoso, ya no nos insulta ni nos grita como antes". Alberto Fernández asegura: "Está copado, te pone de buena onda, te sentís super bien, o sea, mata, el yoga mata".
La única duda es cuándo se sumará Cristina a la práctica colectiva. Ya lo hace su vocero personal Miguel Núñez, pero ella tiene miedo a relajarse demasiado durante la campaña, y promete: "Chicos, cuando asuma me prendo, ahora necesito estar con las uñas afiladas para terminar con la oposición. Indra Devi siempre me decía: 'Cris, primero ganá la guerra, después relajate en la catrera'. Yo sigo su consejo".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿es verdad que en una de esas clases fue antonini wilson?

El Profesor dijo...

Intentó ir a una clase, pero juli desvío dijo que era un desprestigio para todos si Wilson estaba allí.

carloncho dijo...

dicen que cristina está en linea tantrica,, y que brandoni practicaba con ella como yogui.