viernes, 7 de septiembre de 2007

Revelación sobre el gerente de Nestle y el sobre-bomba: creen que es el décimo atentado que sufrió, pero que él no se había dado por aludido.

Fuentes de la CIA convocadas por la multinacional Nestle para investigar el caso del gerente Cristian Antonello, atacado por un sobre-bomba, confiaron a El Profesor que el hombre ya había recibido otras amenazas y ataques, pero que no se había dado por aludido hasta ahora. Fueron diez en total, entre las que hubo una banana-bomba (se salvó porque la tiró porque no le gustó que estuviera un poco pelada y explotó en la vereda), una lata de tomate bomba (creyó que la lata explotó porque el tomate estaba en mal estado), una coca cola-bomba (atribuyó la explosión a que la había movido mucho antes de abrirla) y un chicle bomba (creyó que era un chiqui-pum, que le explotó en la boca y le sacó un diente). Consultado por El Profesor, Antonello confesó: "De ahora en más voy a tener más cuidado".

1 comentario:

esteban dijo...

y esto debe ser asi nomas profe, primero porque la cia lo dice y despues por la cara de dolobu que tiene el pibe.